coral-contáctenos

El cine vale y cuesta

Sabemos de sobra que el cine es mucho más que arte, estilos autorales, estéticas, experimentación, historias, producción, diseño, comunicación… Es igualmente industria, crítica y críticos, festivales, premios; también parafernalia y marketing.

Insertarse —no digamos ya posicionarse— en los mercados y circuitos cinematográficos internacionales con éxito, depende tanto del valor artístico del producto audiovisual, como de la capacidad de directores, managers y/o productores de dominar el arte de vender(se). Una vez terminada la producción del filme, este comienza otra ruta tan agotadora pero menos placentera: el itinerario de comercialización, distribución y exhibición, no exenta de altas dosis de suerte, habilidad de mercadotecnia y gestión de contactos.

Una de las pioneras en estudiar dichos tópicos en este lado del hemisferio es la canadiense Sydney J. Levine. Arribó a La Habana hace pocos días para presentar en esta edición del Festival su libro Cine Iberoamericano. Industria y financiamiento por país. El encuentro fue una de las propuestas jugosas que el Sector Industria reserva cada año para esta fiesta de la cinefilia.

Esta primera edición en español corrió a cargo del Patronato del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, A.C y la Universidad de Guadalajara. Constituye una versión resumida de una investigación mucho más extensa en la que su autora continúa trabajando y que será publicada online en el sitio www.Sydeybuzz.com

Desde el pasado siglo Levine labora en el área más lucrativa de la industria fílmica: la compra-venta de obras. Fue la primera mujer operadora empleada en una distribuidora internacional, cuando en 1975 la 20th Century Fox International la contrató como aprendiz. Década y media después había documentado suficiente información: registros, números, datos, fechas, contabilidad, etc… para dar a conocer la primera base de datos de la industria en el mercado internacional en los años 90. Este valioso archivo lo vendió en 2007 a la Internet Movie Database (IMDB; en español, Base de Datos de Películas en Internet), compañía propiedad de Amazon. Actualmente esta especialista en mercado cinematográfico es educadora y consultora estratégica de los Festivales de Cine de Berlín y Cannes.

Aunque el texto solo abarca el financiamiento del cine iberoamericano independiente, ofrece una panorámica resumida de los costos de las principales industrias nacionales de esa región. Es un material de consulta y referencia de gran utilidad para conocer cuáles son las fases del ciclo de vida económico de un filme: la procedencia del dinero para el rodaje, cómo los gobiernos legislan el fomento a la producción audiovisual o los impuestos y políticas de proteccionismo tan solo son los primeros pasos.

Una vez que la película comience su travesía por festivales, semanas de cine, muestras, ciclos, es decir, se adentre en los vericuetos de la industria, entonces emergen otras interrogantes perentorias ¿Cómo generar dinero con la distribución, y obtener ganancias a partir de las ventas internacionales? ¿Por cuáles vías se reciclan esas ganancias hacia la producción? ¿Qué mercados y métodos se están desarrollando, y a tono con ellos, qué públicos y nuevos cineastas se están formando?

Alrededor de estas preguntas se nuclea, a juicio de Levine, el negocio cinematográfico. La experta afirma que a día de hoy está surgiendo una comunidad audiovisual iberoamericana con sus propias particularidades. Se trata de una generación de cineastas que crea películas utilizando la tecnología digital, las redes sociales, obtención de fondos para sus proyectos mediante alternativas como el crowfounding; que inclusive distribuyen sus materiales a través de plataformas digitales de manera sencilla, ahorrándose el engorroso trámite de pedir permisos o usar canales oficiales para la distribución.

Nuevos públicos, mercados, formas de circulación, circuitos, etc… cada uno de estos aspectos está reconfigurando el panorama del cine no solo en términos de comercialización o consumo, sino en la concepción de la obra propiamente. Cine Iberoamericano… llega para brindarnos acaso algunas pistas que ayuden a despejar las incógnitas de este contexto por momentos incierto, sobre todo para la industria cinematográfica, un campo de batalla en constante acción, pero nunca baldío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[email-subscribers-form id="2"]